Sin entrar en tópicos, el mundo de la tecnología avanza de forma acelerada y las empresas deben seguir este ritmo para no verse relegadas a un espacio secundario donde conseguir los objetivos marcados sea, no imposible, pero sí difícil. Estos cambios llegan para ofrecer mejoras en el ámbito del negocio. Por ello, las compañías deben sumarse a este proceso e incorporar todo avance que reporte un salto cualitativo en lo que a su competitividad se refiere.

Una de estas novedades es el llamado cloud computing o computación en la nube: la capacidad de ofrecer servicios de negocio mediante un sitio web y gracias a la conectividad que facilita Internet. Esta tecnología es ofrecida por determinadas compañías que ponen a disposición de terceros, software, almacenaje de ficheros y procesamiento de datos sin necesidad de instalar aplicaciones de forma local. La principal ventaja es que se puede acceder fácilmente a gran cantidad de recursos bajo demanda, con buen mantenimiento y garantías de seguridad.

Continúa leyendo para conocer los beneficios de la computación en la nube:

Flexibilidad-seguridad-y-rentabilidad-gracias-al-cloud-computing

Share This